La devaluación de la lira turca provoca fuertes caídas en las monedas sobre todo la de países emergentes como el caso de la mexicana, la cual registra una depreciación superior al 1.5%, dada la preocupación de los inversionistas de contagio a las instituciones financieras de Europa.

El tipo de cambio peso-dólar cotiza en un precio de 19.2850 pesos en operaciones interbancarias a la venta, frente al cierre de la jornada anterior (18.9625 pesos), resulta una pérdida de valor de 1.7%, esto equivale a una contracción de 32.25 centavos.

Es importante destacar que en tan solo tres días, la moneda mexicana lleva una depreciación de 4.55%, lo cual significa una caída de 84 centavos, aunque, en el periodo entre el 1 de julio al 08 de agosto, cuando registró un nivel de 18.4450 pesos, el peso llevaba una apreciación de 7.74 por ciento.

El nerviosismo de los mercados de divisas radica en la fuerte caída de la lira turca de los últimos dos días, la cual acumula una depreciación de 26.28%, sin embargo, en seis días de negociaciones ha perdido 37.7% y en lo que va de este año registra una pérdida de valor de 84.68 por ciento.

Dentro de las monedas de países emergentes más afectadas se encuentran el rand sudafricano con una caída de 2.17%, seguida por el peso colombiano con una contracción de 1.91%, el real brasileño con una disminución de 1.50% y el rublo ruso con una baja de 0.50 por ciento.

abr