El mayor banco alemán, Deutsche Bank, anunció este miércoles una pérdida neta de 6,700 millones de dólares en 2015, debido a las provisiones destinadas a litigios, a depreciaciones de activos y a costes de reestructuraciones.

NOTICIA: Deutsche Bank saldrá de México y otros nueve países

La institución ya había contabilizado una parte de esos gastos a lo largo del año, y en especial en el tercer trimestre, pero el cuarto trimestre tuvo que enfrentar imprevistos, que la obligaron a constituir una nueva provisión de 1,200 millones de euros para litigios judiciales, precisó un comunicado.

Tan solo en el periodo octubre-diciembre, las pérdidas netas se elevaron a 2,100 millones de dólares.

erp