La urgente lucha contra el cambio climático ha posicionado a los bonos verdes como uno de los activos financieros de más rápido crecimiento de los recientes años. Entre el 2010 y el 2017, el monto recaudado a escala global creció 41 veces, de 3,904 millones a 160,800 millones de dólares. Para este año, la proyección de crecimiento es de 60% respecto al 2018.

Para el 2020, el objetivo es alcanzar un volumen de emisiones verdes etisuperior a 1 billón de dólares.

A medida que continúa madurando, han surgido nuevas tendencias que marcarán la evolución de este mercado, de acuerdo con el Climate Bonds Initiative (CBI), impulsora de  emisiones de deuda verde.

Según el CBI se verá una mayor participación de los gobiernos, ante la necesidad de financiar proyectos de infraestructura que sean amigables con el ambiente.

Según el Environmental Finance, en el 2017, 32% de los bonos verdes fue emitido por agencias supranacionales, 30% por compañías, 16% por instituciones financieras y el 22% por gobiernos federales, locales y agencias internacionales de desarrollo.

CBI cita que otro de los avances será en el tema de las normas internacionales y de una definición universalmente aceptada de los bonos verdes. En Europa está prevista una taxonomía para el financiamiento sostenible en este año.

Considera que los reguladores pondrán en marcha mayores reglas e incentivos para elevar la participación. Además, se destacará la emisión de bonos sustentables, que vinculan emisiones de deuda verde y social.

“Si bien el mercado estuvo dominado por bonos con ganancias comprometidas con proyectos de energía renovable y eficiencia energética, el uso se ha diversificado junto con la base de emisores en proyectos de transporte, construcción sustentable y saneamiento del agua”, cita el Foro Económico Mundial.

“Los bonos verdes no sólo llegaron para quedarse —añade—, sino que su éxito está inspirando en una amplia gama de otros bonos temáticos que pueden ayudar a financiar un futuro más verde, más limpio y más justo”.


judith.santiago@eleconomista.mx