La bolsa mexicana retrocedió este lunes 0.21%, alcanzada por las preocupaciones globales en torno a la capacidad de España para manejar su abultada deuda.

El principal índice accionario local, el IPC, terminó la sesión en 39,054.84 puntos.

La tasa de los bonos españoles a 10 años trepó por primera vez en este año a 6.12%, una cota que, según algunos analistas, elevaría los costos de financiación a niveles insostenibles en caso de perdurar esta situación durante un periodo largo.

En tanto, el ritmo de crecimiento del sector manufacturero en el estado de Nueva York de Estados Unidos se desaceleró fuertemente en abril a su menor nivel en cinco meses.

"Es una corrección basada (...) tanto en el agravamiento de la percepción de riesgo que viene de España y, por otra parte, que los datos económicos norteamericanos no fueron tan positivos", dijo Luis Rodríguez, analista de la casa de bolsa Finamex, en la ciudad occidental de Guadalajara.

Las acciones de Walmex, la mayor cadena minorista del país, cayeron 0.98%, a 43.37 pesos, mientras que las de Elektra perdieron 6.41%, a 829.03 pesos.

El índice IPC mostró en sus primeras operaciones variaciones incorrectas, después de que el viernes un error operativo llevó a varias de las principales acciones a movimientos de alrededor de 10%, lo que hundió erróneamente al IPC más de 2 por ciento.

"Se tomaron todas las medidas que se debieron haber tomado para evitar una pérdida de algún tipo a cualquier inversionista que está en la Bolsa Mexicana de Valores", dijo el presidente de la bolsa, Luis Téllez, en una entrevista con una radio local.

ros