La tasa de desempleo en Estados Unidos cayó sorpresivamente a 7.8% en septiembre, su nivel más bajo desde que el presidente Barack Obama asumió el gobierno en enero de 2009, según cifras oficiales publicadas este viernes.

Las empresas crearon en setiembre 114,000 empleos más que los que se perdieron, indicó el departamento de Trabajo. La cifra es inferior a lo previsto por los analistas (120,000 puestos netos). Trabajo revisó en fuerte alza su estimación de contrataciones en los dos meses anteriores.

RDS