Londres - El oro avanzaba ligeramente este jueves tras caer a un nivel cercano al mínimo en tres meses en la jornada anterior.

Las alzas de este jueves se debían a que algunos compradores estaban tentados ante la reciente baja de precios, aunque las ganancias eran limitadas por la subida del dólar y por las menores esperanzas de una nueva ronda de estímulo monetario en Estados Unidos.

El oro al contado ascendía 0.1% a 1,620.59 dólares la onza a las 0954 GMT.

Los futuros del oro estadounidense para entrega en junio aumentaban 8.20 dólares la onza a 1,622.30 dólares.

El metal precioso ha perdido casi 3% esta semana, y si bien los valores recuperaron algo de terreno el jueves, aún oscila alrededor de su menor nivel desde inicios de enero.

Los operadores esperaban unos datos clave del empleo estadounidense que saldrán el viernes para tener alguna dirección más clara.

El apetito por el oro se ha debilitado después de que las minutas del último encuentro de política monetaria de la Reserva Federal de Estados Unidos sugirieron el martes que es improbable una nueva ronda de flexibilización cuantitativa.

Peter Fertig, un consultor de Quantitative Commodity Research, dijo que, para el lingote, "la principal presión vino de las minutas" de la última reunión de la Fed.

Sostuvo que "las minutas no mostraron ninguna predisposición para implementar (otra ronda de flexibilización cuantitativa), que el mercado estaba esperando, y eso por supuesto ha fortalecido al dólar".

ros