Wall Street cerró sin tendencia definida el miércoles, tras una jornada marcada por la desconfianza de los inversionistas, en un contexto dominado por las incertidumbres sobre la Reserva Federal (Fed).

El Promedio Industrial Dow Jones perdió 0.18%, a 18,034.77 puntos, pero el Nasdaq ganó 0.4%, a 5,173.77 unidades. El más amplio S&P 500 perdió 0.1%, a 2,125.77 puntos.

La prudencia reina , reconoció Chris Low, de FTN Financial.

Los volúmenes de operaciones son limitados y nadie quiere decidir el paso a la compra o la venta. Hay simplemente una ausencia general de convicción en el mercado , agregó.

Los inversionistas se preguntan si la Reserva Federal, que no actuó desde comienzos de año para reducir su apoyo a la economía, finalmente va a decidir un incremento de tasas o al menos antes del 2017.

La inflación se mantiene débil, en gran parte a causa de los precios de la energía, como consecuencia de un nivel persistentemente bajo de los precios del crudo , recordó Peter Cardillo, de First Standard Financial.

BMV también cae

La Bolsa Mexicana de Valores (BMV) terminó la jornada con un retroceso de 0.84%, derivado de la incertidumbre por los precios del petróleo y por el anuncio de política monetaria de la Reserva Federal de Estados Unidos de la próxima semana.

Ante la proximidad de feriado por las fiestas patrias en el país, el Índice de Precios y Cotizaciones (IPC) se ubicó en 45, 767.57 unidades, en una sesión donde destacaron las bajas de Walmart, Cemex y América Móvil, de 1.55, 1.02 y 0.36%, respectivamente.

Los mercados estuvieron atentos al desempeño de los precios internacionales del crudo, donde el petróleo tipo West Texas Intermediate (WTI) registró una pérdida de 2.67%, para cotizar en 43.7 dólares por barril, mientras que el Brent mostró caída de 2.46% y se ubicó en 45.94 dólares por barril.

Este miércoles se publicó el reporte de la Administración de Información Energética (EIA), el cual mostró que durante la semana del 9 de septiembre, los inventarios de petróleo en Estados Unidos retrocedieron en 558,000 barriles.

No obstante, el indicador muestra un aumento en la producción petrolera estadounidense de 35,000 barriles diarios, lo que elevó el nerviosismo entre los participantes del mercado.

valores@eleconomista.mx