Tesla y su presidente ejecutivo, Elon Musk, fueron demandados el viernes por un inversionista que dijo que cometieron fraude de valores en una trama para “diezmar por completo” a vendedores en corto, que incluyó la propuesta del CEO de sacar a la compañía de automóviles eléctricos del mercado bursátil.

La propuesta de demanda colectiva presentada por Kalman Isaacs en la corte federal de San Francisco acusa a Tesla y Musk de intentar manipular artificialmente el precio de la acción de la compañía.

Asegura que esto se produjo principalmente a través de una serie de tuits de Musk realizados el 7 de agosto, incluyendo cuando dijo que podría sacar a Tesla de la bolsa y que para eso había “financiamiento asegurado”.

Los tuits de Musk ayudaron a las acciones a subir más de 13% sobre el valor de cierre de la sesión previa.

Desde entonces, las acciones han retrocedido, en parte tras reportes de que la Comisión Nacional de Valores de Estados Unidos había comenzado a investigar la situación.

Isaacs acusó a Musk de realizar declaraciones falsas y engañosas para inflar el precio de las acciones de Tesla y que la compañía respaldó dichas aseveraciones al no corregirlas.

Según el reclamo, Isaacs compró 3,000 acciones de Tesla el 8 de agosto para cubrir sus posiciones cortas o apuestas a que el precio de los títulos caerían.

La demanda dice que el periodo considerado comienza en la tarde del 7 de agosto, cuando los acusados lanzaron su “ataque nuclear” contra los vendedores en corto y terminó el día siguiente.