La Asociación de Transporte Aéreo Internacional (IATA) reiteró este martes que la demanda de servicios aéreos sigue en caída libre con una baja global de 70% al comienzo del segundo trimestre del 2020, respecto a igual periodo del 2019.

Sin embargo, en Europa alcanza 90% y la situación podría empeorar, por lo que las empresas podrían perder cerca de 61,000 millones de dólares de sus reservas de efectivo. En un hecho sin precedente, miles de aeronaves se encuentran en tierra en diversas instalaciones aeroportuarias, lo que genera, entre otras cosas, gastos por mantenimiento.

“El impacto del covid-19 en la industria del transporte aéreo continúa siendo devastador. La industria está quemando dinero en efectivo a una tasa peligrosa y se requiere con prontitud la ayuda de los gobiernos”, comentó el director ejecutivo de IATA, Alexandre de Juniac.

En conferencia de prensa virtual, explicó este martes que ante la compleja situación que enfrenta la aviación, las empresas están emitiendo vales para preservar caja y garantizar su supervivencia, toda vez que los recursos disponibles, en promedio, son para un par de meses y muchas aerolíneas ya están en la tercera semana con ajustes relevantes en sus negocios.

“El elemento clave para nosotros es evitar quedarnos sin dinero, por lo que el rembolso del boleto cancelado es casi insoportable desde el punto de vista financiero”, mencionó.

De Juniac comentó que no encuentra palabras que puedan describir adecuadamente qué tan profundo es el impacto de la pandemia en la aviación, que está obligando a parar operaciones en un hecho sin precedente, y reanudar el vuelo será igualmente complejo.

Por lo anterior, hizo un nuevo llamado para que los gobiernos proporcionen urgentemente ayuda a las aerolíneas para que puedan sobrevivir como negocios viables que puedan liderar la recuperación económica global cuando se llegue a esa etapa.

Apoyo financiero directo, préstamos, garantías de préstamos y apoyo al mercado de bonos corporativos por parte del gobierno o los bancos centrales y reducción de impuestos son sus peticiones.

“Recibimos algunas noticias positivas de Eurocontrol (Organización Europea para la Seguridad de la Navegación Aérea). anunció que ha aplazado el pago de más de 1,100 millones de euros para ayudar a las aerolíneas a mantener la liquidez. Algunos gobiernos están respondiendo a nuestro llamado, pero nos preocupa que la ayuda no esté suficientemente disponible. La velocidad es esencial para nosotros”, agregó el titular de IATA.

A la par del trago amargo que pasa el sector, del que solamente se saldrá con la colaboración de los gobiernos, la asociación tiene claro que el eventual proceso de recuperación no puede dejarse al azar, por lo que es necesario comenzar a trabajar.

[email protected]