Singapur/Londres- El cobre se afirmaba este viernes por una mejora del panorama de Estados Unidos, aunque las ganancias eran limitadas por las preocupaciones acerca de la demanda de China, donde las existencias continúan en aumento.

Las existencias de cobre en los almacenes monitoreados por el mercado de Shanghái subieron por tercer semana consecutiva a 227,276 toneladas al 15 de marzo, récord desde julio del 2002, de acuerdo con los últimos datos.

El cobre para entrega en tres meses en la Bolsa de Metales de Londres (LME, por sus siglas en inglés) subía 0.24% a 8,588.75 dólares la tonelada a las 1151 GMT comparado con el cierre del jueves.

El metal ha oscilado dentro de un rango de 8,400 a 8,600 dólares esta semana pero se dirige a un incremento semanal de 1 por ciento.

El optimismo derivado de unos datos positivos del empleo y las manufacturas de Estados Unidos que se conocieron el jueves hizo subir al índice bursátil S&P 500 su máximo desde la crisis financiera del 2008, alentando un avance de más de 1% en el valor del cobre.

ros