La aerolínea Delta Airlines anunció el miércoles que obtuvo beneficios en el tercer trimestre pero advirtió que los precios altos del combustible podrían afectar sus cuentas para fin de año.

De julio a septiembre Delta tuvo una ganancia neta de 1,200 millones de dólares. La cifra está por debajo de los 1,500 millones del mismo periodo de 2019, antes de que la pandemia golpeara duramente al sector.

Por acción la ganancia es de 30 centavos, mejor que los 17 previstos por los analistas.

Se trata del "primer beneficio trimestral desde el inicio de la pandemia", destacó en un comunicado Ed Bastian, presidente de Delta.

La facturación en tanto se ubicó en 9,150 millones de dólares, también por encima de los 8,400 millones que esperaba el mercado.

"Si (bien) la demanda continúa mejorando, la reciente alza de precios del carburante pesará sobre nuestra capacidad de ser rentables el último trimestre", advirtió Bastian.