Nueva York- Los precios de los bonos estadounidenses subían este viernes mientras los inversionistas buscaban la seguridad de la deuda, ya que una división en el partido republicano redujo las posibilidades de Washington de evitar antes de fin de año un ajuste fiscal por 600,000 millones de dólares.

Los rendimientos de la deuda a 10 años extendían sus caídas del jueves luego de que el presidente de la Cámara de Representantes, John Boehner, reconoció la falta de votos para que su propuesta fiscal fuera aprobada.

La nota referencial a 10 años subía 14/32 en precios con sus rendimiento bajando a 1.75% desde 1.80% del cierre previo.

La deuda a 30 años subía más de un punto en precio para rendir 2.93%, por debajo de 2.98% de la víspera.

Antes esta semana, el rendimiento de los bonos a 10 años subió a un máximo de ocho semanas de 1.847% ante el creciente optimismo de una solución presupuestaria que evite el "precipicio fiscal".

La disputa por el precipicio fiscal relegó un poco los datos económicos conocidos el viernes.

Las noticias de que el gasto del consumidor subió en noviembre a su mayor ritmo en tres años y que una medición de planeados gastos empresariales avanzó tuvieron poco impacto sobre el mercado, que está atento al posible impacto económico de alzas de impuestos y recortes de gastos que se iniciarían en enero si no se logra un acuerdo.

La confianza del consumidor bajó en diciembre, según un reporte de Thomson Reuters/Universidad de Michigan, lo que sugiere que los estadounidenses estaban preocupados sobre el denominado "precipicio fiscal".

ros