Nueva York- El euro subía este jueves a un máximo de una semana contra el dólar, en momentos en que los inversionistas no veían indicios de que el Banco Central Europeo (BCE) tuviera intenciones de aplicar un recorte a su tasa referencial de interés.

El BCE dejó sin cambios su tasa de interés clave en un mínimo récord de 0.75 por ciento. El euro de inmediato empezó a operar al alza, puesto que algunos inversionistas apostaban por una pequeña posibilidad de que el banco central redujera sus tasas.

A los participantes del mercado les preocupaba que el BCE ofreciera señales de una disminución de las tasas en los próximos meses durante una conferencia de prensa del jefe del Banco Central Europeo, Mario Draghi, pero eso no ocurrió y los avances del euro se aceleraron.

El euro operaba con un alza de 1% a 1.3187 dólares y previamente tocó un máximo de sesión de 1.3205 dólares. Unos 4,600 millones de dólares fueron transados en euros usando los datos de Reuters Dealing durante la sesión global.

Draghi dijo que esperaba que la debilidad económica de la zona euro se extendiera en el 2013, pero que la región debería empezar a recuperarse gradualmente más tarde en el año y que los riesgos de su panorama eran a la baja.

Contra el yen, el euro alcanzó un máximo de 18 meses. La moneda única cotizaba con un incremento de 1.2% a 116.13 yenes.

En tanto, el dólar se acercó a un máximo de dos meses y medio contra el yen, puesto que la moneda japonesa parecía susceptible a nuevas pérdidas por las expectativas de un alivio monetario del Banco de Japón.

El dólar ganaba 0.2% en el día a 88,03 yenes, todavía cerca del máximo de 88.40 yenes visto el viernes, su mayor nivel desde julio del 2010.

ros