La divisa japonesa vio su mayor avance en los últimos ocho meses luego de que el Banco de Japón (BoJ) no sólo elevara su objetivo para la inflación, sino también anunciara que realizará compras ilimitadas de activos a partir de enero del 2014.

Tras cotizar en mínimos del 23 de junio del 2010 en 90.25 unidades por dólar, el yen logró ganar hasta 1.4% a 88.35 unidades por dólar en el intradía después de la reunión de política monetaria del BoJ. Al cierre del mercado, el yen ganó 1% y cotizó en 88.74 unidades, de acuerdo con datos de Reuters.

Tras concluir la reunión de política monetaria de dos días, el BoJ decidió mantener la tasa de interés de referencia sin cambios en un rango entre 0 y 0.1 por ciento.

No obstante, los mercados recibieron con sorpresa el incremento de su meta inflacionaria de 1 a 2% y el compromiso de una inyección ilimitada de liquidez a partir del 2014 para impulsar el crecimiento económico, medida similar a la adoptada por la Reserva Federal de Estados Unidos el año pasado.

El instituto central comprará activos por 13 billones de yenes mensualmente a partir de enero del 2014 de forma ilimitada.

Esto tomó por sorpresa al mercado nipón toda vez que, anteriormente, el instituto tenía que fijar una fecha límite para este tipo de programas.

De acuerdo con Julian Jessop, economista de Capital Economist, la decisión del BoJ decepcionó a los mercados y espera que el yen continúe débil en el primer semestre del año.

Por ahora todavía anticipamos cierta debilidad adicional para el yen en el primer semestre del año, en el supuesto de que el sentimiento global siga mejorando y el foco del mercado simplemente cambie ante la especulación con respecto al cambio de gobernador en el banco , escribió Jessop.

De corto plazo, JP Morgan espera que el yen se fortalezca aún más y alcance cotizaciones entre 87.80 y 86.80 unidades por dólar. Y es que en las primeras semanas del 2013 el yen se ha depreciado 1.8 por ciento.

El actual gobernador del BoJ, Masaaki Shirakawa, concluirá su mandato en abril y se espera que su sucesor tenga una postura más agresiva en cuanto a la política que seguirá la institución , mencionaron analistas de Ve por Más.

El yen es una divisa de bajos rendimientos que normalmente es usada por los inversionistas para realizar operaciones de carry trade. Este tipo de operaciones consiste en vender divisas de bajos rendimientos como el yen para adquirir divisas que paguen un interés más alto, siendo el diferencial entre ambas tasas la ganancia del inversionista.

Frente al euro, la divisa japonesa también cerró con un avance de 1% al cotizar en 118.16 unidades por yen, aunque en el intradía alcanzó máximos de hasta 117.31 unidades.

En el mercado accionario nipón, el índice Nikkei perdió el martes 0.35 por ciento.

BMV PROLONGA RALLY ?SOBRE 45,000 PUNTOS

El principal índice de la Bolsa Mexicana de Valores (BMV) cerró en su décimo máximo histórico el martes tras ganar 0.21% y concluir en 45,320.30 puntos, luego de que el alza de 1.2% de América Móvil opacara la caída de 1.9% de Walmex.

En Estados Unidos, las acciones de los sectores bancarios y de materias primas impulsaron al índice S&P 500 y al promedio industrial Dow Jones a máximos de cinco años, en medio de esperanzas de que la economía global continúe recuperándose.

El mercado avanzó, además, por señales de que los líderes republicanos en la Cámara de Representantes de Estados Unidos buscaban aprobar una extensión de casi cuatro meses al techo de la deuda estadounidenses.

ana.valle@eleconomista.mx