Las noticias económicas en Estados Unidos siguen decepcionando. Ante la ausencia de las plazas bursátiles que permanecían cerradas por las pascuas, el Departamento del Trabajo estadounidense publicó que en marzo se crearon sólo 120,000 empleos, su lectura más baja en los últimos cinco meses.

Los mercados esperaban un buen dato de empleo que ayudara a reducir la presión, según anticipaba Actinver, pero no fue así. El consenso estimaba un incremento de al menos 200,000 plazas, inferior a las 240,000 que se crearon en febrero según cifras revisadas.

En lo que toca a la tasa de desempleo, se observó una caída a 8.2% desde 8.3% de febrero. Las cifras corroboraron las preocupaciones del presidente de la Reserva Federal, Ben Bernanke, sobre la economía y la debilidad del mercado laboral, a lo que se espera reaccionen los mercados hoy.

Hasta ayer, los futuros de Wall Street anticipaban movimientos mixtos, con el Dow Jones y el S&P con pérdidas mínimas y el Nasdaq con ganancias de poco más de 0.5 por ciento. La semana anterior, los índices se apuntaron su peor semana en lo que va del año, al acumular caídas de 1.15% para el Dow Jones, 0.7% para el S&P y 0.3% para el Nasdaq.

En México, el IPC concluyó la semana con una caída de sólo 0.31%, muy por debajo de 1.5% que cedió el Bovespa en Brasil y las pérdidas de sus pares en Wall Street.

En tanto, en Europa, las tensiones alrededor de España arrastraron al Stoxx 600 1.6% a la baja, sumando tres semanas de pérdidas.

Esta semana, en información económica de Estados Unidos destaca el índice de confianza de la Universidad de Michigan correspondiente a abril; asimismo, dará inicio la temporada de reportes corporativos al primer trimestre del año. El resultado obtenido en las utilidades será otro factor de volatilidad para los mercados accionarios o en su defecto estabilizar si el inicio de reportes es mejor de lo esperado , informó Actinver en una nota.

Además, el desempeño de los mercados también dependerá de la situación europea. Su desempeño de corto plazo dependerá de Europa, si los ministros salen a calmar a los inversionistas con apoyo a España , agregó.