Grupo Aeroportuario del Sureste (Asur) reportó débiles resultados al tercer trimestre del 2020, aunque con caídas menores a las previstas por los analistas. El flujo operativo se desplomó 69.5%, a .755.1 millones de pesos, al compararse con el mismo lapso del 2019.

En su reporte publicado en la Bolsa Mexicana de Valores, la operadora de nueve terminales aéreas en el país, también terminó con una caída en ingresos de 40.4%, a 2,447.1 millones de pesos.

La emisora explicó que estás cifras se debieron a un ajuste en los ingresos aeronáuticos y no aeronáuticos de -56 y -56.5%, respectivamente ante la caída en el tráfico total de pasajeros de 70.2% frente al tercer tercio del 2019.

Asur dijo que la utilidad neta Mayoritaria, reportó un ajuste de -89.0%, a 147 millones de pesos.

Sin embargo, el grupo aeroportuario mostró una recuperación en el tráfico de pasajeros respecto al trimestre previo, aunque continuaron las afectaciones por las restricciones a la movilidad y cierre de fronteras por la pandemia del Covid-19.

En México, el tráfico disminuyó 63.7%, debido a una disminución del 51.7% y 77.6% en el mercado doméstico e internacional, respectivamente.

En el documento se destaca que los tres de los principales clientes de Asur (Aeroméxico, Avianca y LATAM Airlines), han solicitado la protección por bancarrota del Capítulo 11 en los Estados Unidos, aunque continuan haciendo pagos en el curso ordinario, según lo permitido por los tribunales pertinentes.

judth.santiago@eleconomista.mx