Washington - Estados Unidos creó muchos menos empleos de los esperados en agosto, lo que prepara el escenario para que la Reserva Federal lance la semana próxima nuevos estímulos para impulsar a la mayor economía del mundo y asesta un revés a las aspiraciones de reelección de Barack Obama.

El Departamento del Trabajo dijo este viernes que la economía creó 96,000 empleos en agosto, muy por debajo de los 125,000 esperados por los economistas consultados por Reuters.

Si bien la tasa de desempleo bajó a 8.1% desde 8.3% registrado en julio, eso se debió mayormente a que más personas dejaron de buscar trabajo.

El sondeo de hogares desde el que se deriva la tasa de desempleo mostró una caída en el empleo. El débil reporte mantiene la presión sobre Obama antes de la elección de noviembre, que dependerá en gran medida de la salud de la economía.

"Este débil reporte de empleo, en puestos de trabajo, salarios, horas trabajadas y participación es probablemente la última pieza que necesita la Fed antes de lanzar otra ronda de alivio cuantitativo la próxima semana", dijo Joseph Trevisani, estratega jefe de mercados de Worldwide Markets en Woodcliff Lake, Nueva Jersey.

El índice de futuros de acciones estadounidenses frenó sus ganancias tras el informe, mientras que los precios de la deuda del Tesoro estadounidense pasaron a positivo. El dólar, en tanto, extendió sus pérdidas frente al euro.

Economistas consultados por Reuters esperaban que las nóminas subieran en 125,000 el mes pasado, pero algunos habían llevado sus pronósticos aún más allá tras datos alentadores divulgados el jueves.

El presidente de la Fed, Ben Bernanke, dijo la semana pasada que el estancamiento del mercado laboral es una "preocupación grave", lo que alimentó las expectativas de que se lance un nuevo plan de estímulo en el encuentro del próximo miércoles y jueves.

La economía estadounidense ha experimentado tres años de crecimiento tras salir de la recesión en la que estuvo atrapada entre el 2007 y el 2009, pero la expansión ha sido lenta y la tasa de desempleo permanece sobre 8% desde hace tres años, la racha más larga desde la Gran Depresión.

La tasa de desempleo tocó un máximo de 10% en octubre del 2009, pero el ritmo de caída se ha estancado este año, amenazando las ambiciones de Obama a conseguir un segundo mandato en la Casa Blanca.

Un sondeo online de Reuters/Ipsos del jueves dio al candidato presidencial republicano Mitt Romney una ventaja de un punto sobre Obama, con 45% frente a 44 por ciento.

Rob