El peso retrocede este miércoles presionado por un dato sorpresivamente débil sobre el Producto Interno Bruto (PIB) de Estados Unidos, aunque la baja era atenuada por una mejora en la contratación de trabajadores en el sector privado del país vecino en enero.

La moneda cotizaba 12.7356 pesos por dólar, con una depreciación de 0.17% frente a los 12.7141 pesos del precio referencial del martes.

La economía estadounidense se contrajo inesperadamente en el cuarto trimestre del año pasado, el primer retroceso que sufre desde la recesión de 2007-2009, ya que las empresas recortaron el abastecimiento de existencias, lo que se combinó con una fuerte disminución del gasto público.

En contraste, otro reporte mostró que los empleadores del sector privado estadounidense sumaron 192,000 trabajadores en enero, más de lo previsto por los economistas, en una señal de crecimiento del mercado laboral del mayor socio comercial de México.

Operadores esperan que el tono mixto de los datos mantenga al peso encerrado en un rango similar al de la jornada previa, entre 12.65 y 12.80 unidades por dólar.

EGV