El peso perdió este lunes 0.47% golpeado por preocupaciones sobre la salud de la economía global, debido a malos datos de Europa y China, que eclipsaban incluso el buen desempeño que registró el sector servicios de Estados Unidos en febrero.

La moneda cerró en 12.8280 a la compra y 12.8300 por dólar a la venta, con una pérdida de 6.04 centavos frente a los 12.7696 pesos del precio de referencia del viernes.

Datos publicados este lunes mostraron un fuerte declive de la actividad del sector privado en Italia y España durante febrero, una desaceleración en Alemania y un estancamiento en Francia.

En tanto, China recortó la meta de crecimiento de su economía para el 2012 a un mínimo en ocho años de 7.5 por ciento.

"Es por el panorama, por cómo están viendo la economía en el futuro. Vemos pérdidas en nuestro mercado de deuda lo que quiere decir que están buscando instrumentos más seguros y eso le está pegando también al tipo de cambio", dijo Ana González, analista de divisas del grupo financiero Monex.

Las tasas de la deuda mexicana de largo plazo subían entre 5 y 7 puntos base, reflejando la salida de inversionistas del mercado y la consecuente compra de dólares para recoger ganancias.

Un reporte posterior mostró que el sector servicios del mayor socio comercial de México creció más de lo esperado el mes pasado, sin embargo, la noticia tuvo poco impacto en el desempeño de la moneda local.

Analistas esperan que durante el resto de la semana el peso mantenga un rango amplio de operación entre 12.65 y 13.0 unidades por dólar.

El peso osciló entre 12.8034 y 12.8430 unidades por billete verde durante la sesión.

En su valor 24 horas, el peso cedió 6.44 centavos a 12.8260/12.8280 por dólar, mientras que en su valor mismo día cerró, previamente, con una pérdida de 5.36 centavos, a 12.8137/12.8157 por dólar.

En ventanillas de bancos y casas de cambio, el peso operaba en 12.43 unidades por dólar a la compra y en 12.93 a la venta.

ros