El petróleo subió 3% este miércoles impulsado por el compromiso de la Reserva Federal de Estados Unidos de mantener bajas sus tasas de interés en medio de un ritmo más lento de recuperación de la economía, y tras un fuerte declive en las existencias de crudo y gasolina.

Los comentarios de la Reserva Federal ya se anticipaban, pero los inversionistas petroleros prevén que la política monetaria de Estados Unidos mantendrá al dólar debilitado, lo que suele impulsar los precios del crudo.

"El resultado de una política de bajas tasas de interés es un ambiente más débil para el dólar", dijo Phil Flynn, analista de PFGBest Research.

El crudo Brent para agosto subió 3.26 dólares, o 2.94%, a 114.21 dólares por barril.

En la Bolsa Mercantil de Nueva York, el crudo para agosto subió 1.24 dólares, o 1.32%, a 95.41 dólares por barril, con operaciones entre 93.24 y 95.70 dólares.

El diferencial del crudo Brent frente al estadounidense alcanzó los 18.82 dólares por barril, después de terminar el martes en 17.05 dólares.

El mercado también fue apoyado por un informe de la Administración de Información de Energía (EIA por su sigla en inglés) de Estados Unidos, que mostró que los inventarios de crudo en la semana al 17 de junio cayeron en 1.7 millones de barriles, frente a expectativas de analistas de una baja de 1.4 millones de barriles.