Las tasas de los bonos mexicanos de largo plazo descendían este viernes presionadas por la aversión al riesgo que trajo a los mercados un desalentador reporte sobre el mercado laboral estadounidense.

El rendimiento del bono de 10 años, con fecha de vencimiento el 10 de junio del 2021, caía 0.03 puntos frente a su cierre del jueves, a 6.87 por ciento.

Por su parte, la tasa del bono a 20 años, con vencimiento el 31 de mayo del 2029, operaba a 7.52%, 0.01 puntos por debajo de su cierre previo, de acuerdo con intermediarios.

Estados Unidos dijo este viernes que en mayo se abrieron 54,000 puestos de trabajo, muy por debajo de lo esperado por los analistas; mientras que la tasa de desempleo subió a 9.1%, desde 9.0% de abril.

Tras la noticia, los rendimientos de los bonos del Tesoro comenzaron a bajar, impulsando consigo la entrada de inversionistas al mercado mexicano, en medio de apuestas de que la Reserva Federal mantendrá su tasa de interés baja por más tiempo del previsto para estimular a la mayor economía del mundo.

Un descenso en los rendimientos de la deuda del Gobierno estadounidense hace más atractivos los bonos de México para los inversionistas, porque se amplía el diferencial entre los premios que ambos mercados ofrecen.

Pero últimamente las buenas expectativas para la economía local y la estabilidad de la moneda se han convertido también en dos factores importantes para la entrada de flujos que buscan alejarse de las vicisitudes que afectan a la economía global.

"A nuestro parecer, las condiciones favorables de inflación en México, así como la coyuntura mundial, continuarán suscitando un ambiente para mayor disminución en la tasa de instrumentos de deuda gubernamental mexicanos", comentó Alejandro Padilla, analista del grupo financiero Banorte-IXE.

Con esto en mente, operadores y analistas estiman probable que la tasa del bono con fecha de vencimiento el 5 de diciembre del 2024 pueda romper en los próximos días el nivel clave de 7.0 por ciento.

El viernes, el rendimiento de este instrumento, que es referencial para el mercado, operaba estable contra su cierre previo en 7.07 por ciento.

En la parte corta de la curva, el rendimiento de los Certificados de la Tesorería (Cetes) a tres días en México descendía 0.04 puntos contra su cierre del jueves, a 4.42 por ciento.