La curva de rendimiento a largo plazo se redujo el martes a su menor nivel en un año y medio, ya que los inversionistas se enfocaron en si la presidenta de la Reserva Federal, Janet Yellen, adoptará un tono más duro en un discurso el viernes.

Varios funcionarios de la Fed, como el vicepresidente Stanley Fischer; el jefe de la Fed de Nueva York, William Dudley; y su par de la Fed de Atlanta, Dennis Lockhart, expresaron en la última semana una visión positiva de la economía, indicando que era posible un alza de tasas de interés este año.

La reducción de la curva se produjo porque la posibilidad de una nueva alza de tasas pesó sobre la deuda de mediano plazo, al mismo tiempo que el Gobierno también emitió nueva deuda de corto y mediano plazo.

Los bonos a dos y cinco años están entre los más sensibles a incrementos de las tasas de interés. La curva de rendimiento entre las notas a cinco y 30 años se redujo hasta 108.50 puntos.