El miércoles la mezcla mexicana de petróleo de exportación tuvo otra fuerte pérdida de 5.6% al venderse en 18.9 dólares por barril.

Con este resultado, en lo que va del año, el crudo mexicano pierde en promedio 65 centavos de dólar en cada jornada. De seguir con esta tendencia, la próxima semana podría ubicarse en un nuevo piso de 15 dólares.

El nerviosismo por la sobreoferta de hidrocarburos, la incorporación de Irán a la cuota exportadora de crudo, el incremento de inventarios, la debilidad de la economía china y los temores sobre la volatilidad internacional provocaron un miércoles de números rojos en los mercados financieros.

El crudo mexicano no tocaba un nivel inferior a los 19 dólares desde el 4 de marzo del 2002, cuando se vendió en 18.32 dólares. Con el resultado de la mezcla acumula una reducción de 30.9% en el transcurso del 2016.

Los actuales niveles del crudo ya generan serias presiones en las finanzas públicas, obligan al gobierno a replantear sus ingresos y se anticipan programas de austeridad.

Los precios internacionales todavía no tocan fondo y podrían tocar el piso de los 20 dólares. Con un dólar tan alto y la desaceleración de la economía mundial, hay riesgos de una afectación importante en el sector industrial, en los niveles de inversión, mayor en la inflación, situación que provoca menor generación de empleo y crecimiento económico , explicó José Luis de la Cruz, director del Instituto para el Desarrollo Industrial y el Crecimiento Económico (IDIC).

Ayer la mezcla siguió el comportamiento negativo de sus referentes internacionales. El crudo ligero tipo WTI cayó 6.7% al cotizar en 26.55 dólares por barril, su menor nivel desde el 8 de mayo del 2003. Con este resultado el petróleo estadounidense acumula una reducción de 28.3% en el año.

El crudo tipo Brent del mar del Norte disminuyó 3.06% y se vendió en 27.88 dólares por barril; la caída acumulada en el año es de 25.2 por ciento.

Irán entra a la telenovela

De la Cruz destacó que los temores se podrían mantener por lo menos hasta febrero, ya que hay elementos que se van agregando a la incertidumbre mundial, por lo que hay riesgos de que el ajuste en los mercados se prolongue por más tiempo.

Las sanciones impuestas a Irán por Estados Unidos y la Unión Europea fueron levantadas y con ello el país del Oriente Medio anunció un aumento de hasta 500,000 barriles diarios (bd) de su producción de petróleo. Esta nación es miembro de la OPEP y en total produce 2.8 millones de barriles diarios.

Por otra parte, para la calificadora Fitch Ratings, los precios internacionales del crudo se podrán recuperar de estas valuaciones mínimas y alcanzar un precio promedio de 45 dólares por barril durante este año, debido al respaldo financiero que productores en Estados Unidos aprovecharon en el 2015 para explotar proyectos previamente financiados.

Pesimismo

Parte de culpa de la imparable caída del petróleo la tienen las pesimistas previsiones de la Agencia Internacional de la Energía (AIE), que advirtió el martes que el mercado se ahogará en un exceso de oferta este año.

El retorno de Irán a los mercados petroleros, tras el levantamiento de las sanciones internacionales contra Teherán, contribuirá a ello, lo que provocaría más caídas de los precios del crudo, según explicó la AIE en su informe mensual.

Dos delegados de la Organización de Países Exportafdores de Petróleo dijeron el miércoles que Venezuela solicitó al organismo convocar a una reunión de emergencia para abordar el desplome del mercado, pero que es poco probable que el encuentro se realice. El llamado no logró apuntalar los precios del barril.

El economista jefe del FMI advirtió de que los mercados globales parecían estar sobrerreaccionando a la caída de los precios del petróleo y al riesgo de una brusca ralentización de la economía de China, la segunda más grande del mundo.

[email protected]