Los precios del petróleo subieron el jueves en una sesión volátil, recuperando parte de las pérdidas del día anterior, impulsados por el pronóstico de la Agencia Internacional de Energía (AIE) de una fuerte alza en la demanda.

El crudo Brent para entrega en agosto cerró con alza de 1.01 dólares, a 114.02 dólares por barril.

El petróleo estadounidense para julio terminó con ganancias de 0.14 dólares o 0.15%, a 94.95 dólares por barril, con operaciones entre 94.29 y 95.75 dólares.

El crudo estadounidense se mantuvo cerca de un mínimo de cuatro meses el miércoles, afectado por datos de la Reserva Federal de Filadelfia que mostraron que su índice sobre la actividad manufacturera regional se desplomó a un mínimo de casi dos años en junio.

Los datos fueron el último de una serie de indicios que alentaron preocupaciones por el crecimiento económico en el mayor consumidor mundial de petróleo.

Limitando las ganancias del petróleo estaba la creciente tensión en torno a un plan de rescate financiero para Grecia, en medio de temores de que el país incumpla con el pago de su deuda.

"El mercado estará un tanto paralizado hasta que se sepa lo que ocurre con Grecia y la posibilidad de un contagio", sostuvo Richard Ilczyszyn, estratega de Lind-Waldock.

La prima del Brent y del crudo estadounidense cayó a 19 dólares por barril, tras marcar un récord de 22.80 dólares el miércoles.

A inicios de la sesión, los precios del crudo escalaron luego de que la AIE, asesora de energía de 28 países industrializados, aseguró que la demanda global de crudo de las refinerías subirá fuertemente en el tercer trimestre.

La AIE agregó que la mayor demanda y la reducida capacidad adicional de la OPEP dejarán a los mercados petroleros bajo una presión mayor a la que se esperaba desde ahora y hasta el 2012.

El pronóstico disparó al crudo Brent a casi 115 dólares por barril.

"El Brent probablemente está encontrando apoyo del reporte de la AIE y la perspectiva de una buena demanda desde China", dijo Phil Flynn, analista de PFGBest Research.

La AIE subió su evaluación de la cantidad de petróleo que sería necesario de la OPEP este año en 400,000 barriles por día (bpd) a 30.1 millones de bpd, en un informe mensual.