Los precios del petróleo subieron el viernes, ya que la debilidad del dólar ayudaba a mantener los precios en los niveles cercanos a los máximos de la sesión previa.

Los futuros del crudo referencial Brent ganaron 14 centavos de dólar el barril, a 46.18 dólares, luego de haber anotado previamente un máximo de tres semanas de 46.66 dólares por barril.

El crudo WTI de Estados Unidos operó en 43.72 dólares por barril, un avance de 23 centavos de dólar, después de subir hasta máximos desde del 25 de julio de 44.17 dólares por barril.

El crudo mexicano de exportación ganó 3.38%, a 38.22 dólares el barril.

El dólar se debilitó tras un dato que mostró que las ventas minoristas en Estados Unidos se mantuvieron estables en julio, en contra de las expectativas de una modesta alza.

El WTI y el Brent subieron más de 4% el jueves, después de que el ministro de Energía de Arabia Saudita, Khalid al-Falih, dijo que los países productores discutirían posibles medidas para estabilizar los precios del crudo durante una reunión que se celebrará el mes próximo en Argelia.

El jueves hubo una fuerte alza en reacción a los comentarios del ministro saudí. Ahora se está produciendo un ajuste del mercado, pero esas declaraciones probablemente no serán suficientes para alentar un alza sostenida , dijo Olivier Jakob, analista de la consultora Petromatrix.

En otro factor de respaldo a los precios, la Agencia Internacional de Energía (AIE) reveló en un reporte que espera que el equilibrio entre suministros y demanda se ajuste hacia fines de este año.

Operadores dijeron que una baja de 8.1% en la producción de petróleo de China, a un mínimo de cinco años de 16.72 millones de toneladas, elevó los precios en el mercado, ya que implicaría que la mayor economía de Asia deberá importar más petróleo.