El banco de origen inglés Barclays informó el martes que los precios del petróleo se verían afectados en 2 dólares por barril, debido a las posibles consecuencias económicas del brote de coronavirus en China.

Más de 100 personas han muerto en China, que ha confirmado más de 4,000 casos del nuevo virus, lo que llevó a las autoridades a aumentar las medidas preventivas, imponer restricciones de viaje y extender las vacaciones del Año Nuevo lunar para limitar su propagación.

El banco espera una caída de 2 dólares en los precios del crudo y rebajó su pronóstico para el Brent y el WTI para todo el año a 62 y 57 dólares por barril, respectivamente.

Barclays espera una caída transitoria de la demanda petrolera aproximadamente de 600,000 a 800,000 barriles por día (bpd) en el primer trimestre del 2020, o de 200,000 bpd para el año.

Barclays espera que la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) y sus aliados tomen medidas adicionales para mantener los mercados ajustados, en caso de que la caída de la demanda sea más aguda.

Los precios del petróleo han bajado durante las últimas seis sesiones, pero el banco expuso que la reacción del mercado fue exagerada.

Barclays sostuvo que las consecuencias económicas reales del coronavirus podrían ser menos graves que las del brote de SARS del 2003, dado que el nuevo virus parece menos letal y por las medidas tomadas por las autoridades chinas.

El banco agregó que los riesgos geopolíticos para los suministros mundiales siguen siendo altos, ya que las tensiones entre Estados Unidos e Irán podrían continuar aumentando y la producción de petróleo en Libia podría caer.

Prolongar recorte

La OPEP quiere extender los actuales recortes de producción de petróleo al menos hasta junio, con la posibilidad de reducciones más profundas si la demanda en China se ve significativamente afectada por la propagación de un nuevo coronavirus, dijeron fuentes del grupo.

La rápida caída de los precios del petróleo en los últimos días ha alarmado a los funcionarios de la OPEP, sostuvieron las fuentes, ya que el nuevo virus que se está extendiendo por China y otros países generó preocupación por el impacto del crecimiento económico y la demanda de crudo.

Arabia Saudita, líder de facto de la OPEP, buscó a productores clave como Emiratos Árabes Unidos, Argelia y Omán, para calmar los nervios del mercado, instando el lunes a la precaución contra las sombrías expectativas sobre el impacto del virus en la economía global y la demanda petrolera.

Pero los funcionarios de la OPEP también comenzaron a sopesar sus opciones e intensificaron la discusión interna sobre la mejor manera de responder a la caída de los precios, dijeron las fuentes.

“Una nueva extensión (de los recortes al bombeo) es una gran posibilidad y un recorte más profundo es una posibilidad”, expuso una fuente, que agregó que el impacto del virus de China en la demanda de petróleo sería más claro durante la próxima semana.

Las existencias de crudo cayeron la semana pasada en EU, dijo el grupo sectorial Instituto Americano del Petróleo. Los inventarios cayeron 4.3 millones de barriles la semana pasada a 429 millones, lo que se compara con expectativas de los analistas de un alza de 482,000 barriles.

Brent subió 0.32%

Petróleo al alza, en medio de repunte bursátil

Los futuros del petróleo subieron el martes, rompiendo con una racha perdedora de cinco días, obteniendo apoyo de un repunte de las acciones de Wall Street; además, fuentes de la OPEP informaron que el grupo y sus aliados podrían reducir la oferta por el temor a que un brote de coronavirus pueda lastrar la demanda de crudo.

El Brent subió 19 centavos, 0.32%, a 59.51 dólares, tras haber caído el lunes a un mínimo de tres meses de 58,50 dólares. El WTI de Estados Unidos ganó 34 centavos, o 0.64%, a 53.48 dólares el barril. En la sesión anterior, el contrato bajó a mínimos de inicios de octubre de 52.13 dólares el barril. Ambos referenciales están en vías de cerrar su peor mes desde mayo.

La mezcla mexicana de exportación, en tanto, cayó 0.42% y cotiza en 49.59 dólares por barril.

La gasolina en Estados Unidos subió 1.29% a 1.5032 dólares el galón.

Las acciones estadounidenses subieron, ya que el alza de las firmas tecnológicas y financieras ayudó a que los principales índices se recuperaran de su peor día en casi cuatro meses por preocupaciones sobre un brote de coronavirus en China y su impacto en el crecimiento económico mundial.

Estados Unidos y otros países han advertido no realizar viajes a China, después de que la cifra de muertos por el virus en ese país subió a 100 y la cepa fuera detectada en más de una decena de otras naciones.

Japón, uno de los mayores consumidores de productos petroleros del mundo, alertó sobre los riesgos a su economía derivados del coronavirus, mientras que las bolsas de Asia sufrieron declives. El brote ha empujado a los inversores a activos de refugio como los bonos del Tesoro y el oro.