En 2020 la mezcla mexicana terminó en 47.16 dólares por barril, y un precio promedio de 35.78 dólares por barril, en comparación con los 49 dólares que se esperaban en los Criterios Generales de Política Económica para el año pasado, sin embargo, parte de esta diferencia se cubrió gracias a las coberturas petroleras.

“Las coberturas aseguran recibir un precio. En el 2020 la volatilidad del precio del petróleo fue la mayor en registro. Ante esto fue importante contar con coberturas. No solo importa el nivel de cierre, sino cómo estuvo el precio a lo largo del año. En el 2020 la mezcla mexicana tocó un nivel negativo”, comentó Gabriela Siller, directora de Análisis de Banco Base.

De acuerdo con información de Reuters, México designó 25,456 millones de pesos (unos 1,362 millones de dólares) para contratar las coberturas petroleras del 2020, estas coberturas sirven para que “si el precio de venta resulta inferior, nuestro país tendría que solicitar la prima de la cobertura, para amortiguar el impacto que ese desajuste causaría en sus ingresos”, detalla un reporte de la firma internacional de asesoría Deloitte.

Según estas fuentes con conocimiento directo del tema y tres fuentes del mercado que monitorean los volúmenes y flujos de dichos contratos, las negociaciones para adquirir la mayor parte de los contratos financieros que protegen a México contra las caídas de los precios internacionales del crudo concluyeron o estaban por concluir en diciembre del año pasado.

Crudo mexicano gana10% este año

El petróleo mexicano de exportación acumula un alza de 10.79% este año, en línea con los crudos marcadores, el estadounidense West Texas Intermediate gana 9.67% y el Brent del Mar del Norte 9.23%, en tanto que el precio del energético se cotiza en su mejor nivel en 11 meses.

El crudo estadounidense tocó el martes un máximo de 11 meses justo por debajo de los 57 dólares el barril, reforzado por los planes de Arabia Saudita para limitar el suministro, lo que contrarrestó las preocupaciones de que el aumento de casos de coronavirus en el mundo reduzca la demanda de combustible.

En la jornada intradía el crudo Brent subió 92 centavos, o 1.65%, a 56.58 dólares el barril después de tocar su nivel más alto desde febrero pasado en 56.75 dólares. El WTI ganó 96 centavos, o 1.84%, a 53.21, mientras que la mezcla mexicana avanzó 1.63%, u 84 centavos a 52.25 dólares, de acuerdo con datos de Refinitiv y Pemex.

No obstante, a pesar del buen desempeño este año el crudo está todavía lejos de su precio de cierre del 2019, que para el WTI fue de 61.06 dólares por barril, para el Brent 66 dólares, y para la mezcla mexicana, 57.68 dólares, de acuerdo con cifras de Refinitiv y Pemex.

En el intradía, el crudo se benefició de que Arabia Saudita planea recortar la producción en 1 millón de barriles por día (bpd) más en febrero y marzo para mantener los inventarios bajo control. El recorte saudí es parte de un acuerdo liderado por la OPEP en el que la mayoría de los productores mantendrán la producción estable en febrero.

Los recortes récord del año pasado de la OPEP y sus aliados (OPEP+)ayudaron al petróleo a recuperarse de los mínimos históricos alcanzados en abril. Pero el cumplimiento de la OPEP+ de las restricciones a la producción prometidas cayó al 75% en diciembre, uno de los niveles más bajos desde que comenzó el pacto de suministros en mayo de 2020.

Ven baja producción en EU

También se espera que la producción de petróleo de Estados Unidos caiga en 190,000 bpd en 2021 a 11.1 millones de bpd.

"El almacenamiento en Cushing, Oklahoma, está solo 10.2 millones de barriles por debajo del récord histórico, por lo que no hay ningún problema con el suministro en Estados Unidos, pero el complejo petrolero está respondiendo positivamente a esta charla sobre una oferta insuficiente", dijo Bob Yawger, director de Futuros de Energía en Mizuho.

“Otro factor que apoyó el aumento en el precio es el debilitamiento del dólar, que llevó al índice dólar a caer0.61 por ciento. Hay que recordar que, un debilitamiento del dólar hace que los commodities sean más accesibles para inversionistas que tienen otra divisa”, de acuerdo con un reporte de Banco Base.

termometro.economico@eleconomista.mx