El barril de petróleo en 50 dólares duró apenas unas horas. El jueves por la mañana, el Brent llegó a 50.5 dólares y el WTI alcanzó los 50.19 dólares. A partir de ese momento, los inversionistas empezaron a tomar ganancias y el viernes, las palabras de la presidenta de la Reserva Federal, Janet Yellen, en el sentido de que es adecuado volver a subir tasas en los próximos meses, hicieron que el crudo descendiera de los 49.5 dólares.

Esta semana, no parece ser en la que el petróleo recupere el medio centenar de dólares por barril, ya que los analistas estimaron que el commoditI (referencia WTI) estará en promedio en 47.8 dólares, debido al fortalecimiento del dólar y a que no se espera un acuerdo con respecto a la congelación o recorte de la producción en la reunión que los países de la OPEP tendrán esta semana.

Para Diego Franco, director de investigaciones económicas de Franco Valores, estamos en vísperas de la reunión de OPEP en la cual no se esperan decisiones o cambios en la política de producción petrolera, pues las ultimas noticias en Canadá y otros países estarían ayudando a que el mercado petrolero siguiera buscando el equilibrio por sí solo .

Sin embargo, Franco explicó que, dado que Irán ya está llegando a su meta de producción establecida, es posible que en este momento esté dispuesta a negociar un acuerdo de congelación de producción, lo que impulsaría el precio de la materia prima.

A este posible convenio, Agustín Vera, director de estrategias cuantitativas de Global Securities, indicó que ahora los ojos de los inversionistas estarán puestos sobre la publicación de plataformas activas en Estados Unidos por parte de la firma Baker Huges. La cercanía al número de 300 plataformas es un punto de discusión fuerte, ya que el nivel de oferta sería golpeado fuertemente si se alcanzara este nivel en los próximos años .

fondos@eleconomista.com.mx