En la jornada de este jueves el petróleo mexicano de exportación cerró con una pérdida de 95 centavos en comparación con la sesión previa, para venderse en 53.94 dólares el barril, informó Petróleos Mexicanos (Pemex).

Por su parte, Banco Base señaló que las principales mezclas de petróleo terminaron la sesión extendiendo sus pérdidas, ante la acumulación de los inventarios de petróleo de Estados Unidos y el fortalecimiento generalizado del dólar, el cual provoca una disminución en la demanda por commodities, ya que los hace menos accesibles para inversionistas que tienen otras divisas.

Este día el mercado centró su atención en el hecho de que los inventarios de crudo han aumentado en dos semanas consecutivas, a pesar de que los incrementos hayan sido menores a los esperados por el mercado.

La Administración de Información Energética (EIA) de Estados Unidos publicó que durante la semana previa los inventarios crecieron en 2.4 millones de barriles a 425.9 millones, encontrándose ligeramente por encima del promedio de cinco años de 422 millones.

Asimismo, la producción de petróleo de Estados Unidos sigue creciendo, alcanzando un nuevo máximo de 10.36 millones de barriles diarios, acercándolo cada vez más a su umbral de 11 millones de barriles diarios, el cual se espera sea alcanzado en noviembre de 2018.

En este escenario, el crudo tipo West Texas Intermediate (WTI) registró una pérdida de un dólar con tres centavos y se ofertó en 60.12 dólares por barril, mientras que el Brent retrocedió 73 centavos para venderse en 63.61 dólares el tonel.

abr