La mezcla mexicana de exportación finalizó este viernes con una baja de 23 centavos, en comparación con la sesión previa, y se ofertó en 44.69 dólares por barril, informó Petróleos Mexicanos (Pemex).

Por su parte Banco Base señaló que las principales mezclas de petróleo cerraron la semana con pocos cambios, ante una menor liquidez en el mercado de materias primas y a la ausencia de indicadores económicos relevantes que permitieran a las cotizaciones de crudo mostrar una tendencia definida.

La institución financiera indicó que la ligera depreciación de los precios del petróleo durante la semana se materializó el miércoles pasado con la publicación de los inventarios de petróleo en Estados Unidos, por parte de la Administración de Información Energética (EIA).

Dicha publicación mostró que los inventarios en ese país crecieron en 2.26 millones de barriles durante la semana, contrario a un retroceso esperado de 2.5 millones de barriles.

Una acumulación de inventarios es interpretado como un crecimiento de la oferta, al presionar a la baja los precios del hidrocarburo.

En ese sentido, el crudo tipo West Texas Intermediate (WTI) avanzó siete centavos, al cotizarse en 53.02 dólares por barril, mientras que el Brent creció 11 centavos y quedó en 55.16 dólares por tonel.