El crudo mexicano de exportación mantuvo su tendencia negativa, al venderse en 64.17 dólares por barril, lo que representó un retrocesos de 50 centavos de dólar, informó Petróleos Mexicanos (Pemex).

Con esta cotización la mezcla mexicana hila su sexto día consecutivo de pérdidas, y llega a un nuevo mínimo en lo que va del año, después de que el lunes se cotizó en 64.67 dólares por tonel.

En los mercados internacionales, los crudos de referencia observaron también tendencia negativa, alineados al retroceso de Wall Street ligado a su vez a la debilidad del euro ante el dólar, lo que desató aversión al riesgo en las materias primas, informó Bursamétrica.