Los precios del petróleo cayeron el jueves más de 2%, a un mínimo de tres meses, ante la propagación de la alarma por el impacto económico de un coronavirus en China, mientras que el mercado estuvo atento también a la posibilidad de que la OPEP adelante una reunión prevista para marzo.

La mezcla mexicana de exportación, por ejemplo, cayó 12.15% desde el pasado 20 de enero, cuando se desató la alarma por el brote del virus, a la fecha. En la actual semana, la pérdida es de 2.45% y ayer perdió 2.99 por ciento. Su precio actual es de 48.37 dólares por barril.

Lo mismo ocurre con el referencial estadounidense West Texas Intermediate, que descendió  11.22% desde el 20 de enero y en la semana pierde 2.79%, para cotizar en 52.14 dólares por barril.

Ayer perdió 2.23 por ciento. El Brent del Mar del Norte, por su parte, descendió  10.82% en las últimas dos semanas y en los últimos cuatro días pierde 1.45 por ciento. Este jueves cayó 2.54%, para venderse en 58.29 dólares por unidad.

Ana Azuara, analista de materias primas en Banco Base señaló que los precios del petróleo están cayendo por el temor que existe de que la epidemia del coronavirus chino reduzca la demanda global del hidrocarburo.

“El petróleo no es el único comodity que está a la baja, también los metales. Resulta que esta es la época del año más importante para los chinos, donde la demanda sube mucho por el periodo de festividades del Año Nuevo Lunar”, comentó en entrevista.

Explicó que la gente viaja mucho en esta época por todo China y con el brote del coronavirus la movilidad se limitó, afectando la demanda de petróleo.

China, es el segundo mayor consumidor de productos petrolíferos en el mundo, sólo por debajo de Estados Unidos (EU). “Al consumir menos, porque la gente viaja mucho menos, eso hace que la demanda sea limitada y por ende, los precios tienden a bajar” comentó Azuara.

Aunado a eso, refirió la especialista, existe actualmente una sobreoferta de crudo, pese a que la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) ha limitado la producción.

“Estados Unidos está produciendo alrededor de 13 millones de barriles diarios, ya es el mayor productor del mundo y a eso le sumamos que tenemos una demanda débil, que ya había estado bajando desde el año pasado a raíz de la guerra comercial entre China y EU, lo cual desaceleró la economía mundial”, mencionó la entrevistada.

Ana Azuara señaló que el precio de resistencia del WTI es de 52 dólares por barril, por lo cual ve difícil que el referencial baje más que eso, “si acaso podría llegar a 50 dólares el barril, pero no menos”. Dijo que “cuando pase la tormenta del coronavirus, el miedo y la incertidumbre, los precios deberán ir recuperando terreno poco a poco”.

En cuanto a la mezcla mexicana, señaló que “el gobierno fijó un precio para el crudo de 49 dólares por barril, eso esperan en promedio el precio este año. Quedarían tablas, pues si baja de 49 dólares entrarían las coberturas”.

Adelantarían reunión

Arabia Saudita puso en marcha negociaciones con la OPEP y sus aliados para adelantar, de marzo a principios de febrero, su próxima reunión, informaron cuatro fuentes de la OPEP+, después de que el abrupto desplome de los precios del crudo alarmó a Riad.

La preocupación por el impacto económico del coronavirus en China está agitando a los mercados mundiales y presionando el precio del crudo hasta cerca de los 58 dólares por barril desde los más de 65 dólares en los que cotizaba el 20 de enero.

Aún no se ha tomado una decisión final sobre la fecha de la reunión ni han dado su visto bueno todos los miembros de la OPEP, mientras que Irán podría oponerse a la iniciativa, según las fuentes.

La OPEP+ ha estado reduciendo el suministro de crudo para respaldar los precios y acordó en diciembre retirar 1.7 millones de barriles por día hasta fines de marzo. Quiere extender los recortes al menos hasta junio, con la posibilidad de reducciones más profundas si la demanda en China se ve  significativamente afectada por la propagación del coronavirus.  (Con información de Reuters)

[email protected]