El precio de la mezcla mexicana de exportación cayó 8.18% a 44.21 dólares el barril, tras un día en el que no cotizó debido al feriado por el Día de la Constitución Mexicana, el lunes.

Desde el pasado 17 de enero, un fin de semana antes de que se diera a conocer la expansión del coronavirus en China, a la fecha, el petróleo mexicano ha perdido 19.71% y desde que empezó el año, la caída alcanza ya 23.35 por ciento.

Por su parte, los precios internacionales del crudo cayeron cerca de 1% el martes, debido al temor a que la demanda de energía reciba un impacto a largo plazo por el creciente brote del coronavirus contrarrestó las esperanzas de nuevos recortes de producción de la OPEP y sus aliados.

El referencial internacional Brent perdió 49 centavos, 0.9%, a 53.96 dólares el barril, y el West Texas Intermediate (WTI) en Estados Unidos cayó 50 centavos, 1%, a 49.61 dólares el barril. Ambos referenciales tocaron sus mínimos del año.

Desde que se dio a conocer la noticia del coronavirus a la fecha, el precio del Brent ha caído 17.44%, pero desde el 1° de enero, la pérdida es de 18.62 por ciento.

En el caso del WTI, su caída ha sido de 15.53% desde el 17 de enero pasado y de 19.32% desde principios de este año.

El petróleo se desplomó durante las últimas dos semanas debido a las preocupaciones sobre el impacto económico global del coronavirus en China, que hasta el martes había causado 427 muertes y 20,438 infecciones en China continental, además de propagarse a dos decenas de países.

En las primeras operaciones, el barril remontó debido a esperanzas de nuevos recortes de producción de la OPEP+, que incluye a los miembros de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) y sus aliados, entre ellos Rusia.

Un comité de la OPEP+ evaluó el impacto del brote del coronavirus en la demanda mundial de petróleo y el crecimiento económico, escuchando al enviado de China ante Naciones Unidas en Viena y discutió cómo responder.

Fuentes cercanas al asunto informaron a Reuters que la OPEP+ estaba considerando reducir la producción de crudo en otros 500,000 barriles por día.

Sin embargo, el grupo de productores podría enfrentar una batalla cuesta arriba para implementar más recortes tan pronto, después de que se acordó el pacto existente y debido a la incertidumbre sobre cuánto durará la crisis del virus.

Seguirá la volatilidad

El mercado global del crudo prevé que el brote de coronavirus genere un gran impacto sobre la demanda y que mantenga elevada la volatilidad en los precios al contado, según proyecciones de Goldman Sachs.

El mercado ve una pérdida interanual promedio de 500,000 barriles por día en la demanda por petróleo en el 2020, considerando que los otros factores se mantengan constantes (excepto por el impacto positivo de precios más bajos sobre la demanda), indicó el banco en una nota con fecha 3 de febrero.

Los precios del crudo se hundieron el lunes a su nivel más bajo en más de un año. El brote ha ahogado la demanda china y llevó a la alianza OPEP+ a considerar recortes adicionales en su suministro.

“Los precios del barril ahora están en niveles en donde esperaríamos una respuesta en la oferta tanto de la OPEP como de los productores de esquisto, y en los que China probablemente busque aumentar sus existencias de crudo”, indicó Goldman Sachs.

El banco señaló además que el mercado prevé un impacto negativo de 0.44% en el PIB global debido al virus.

El coronavirus ha provocado la muerte de más de 420 personas y hay miles de contagiados en más de una decena de países, lo que hace temer estragos en la economía global.

termometro.economico@eleconomista.mx