Washington - Los precios de las importaciones de Estados Unidos subieron ligeramente más de lo esperado en enero, al repuntar con fuerza el petróleo y los alimentos, mostró el martes un informe del Gobierno, pero las presiones de la inflación subyacente importada se mantuvieron contenidas.

Los precios de las importaciones en general subieron 0.3%, dijo el Departamento de Trabajo, tras una baja de 0.1% en diciembre.

Economistas consultados por Reuters esperaban que los precios subieran 0.2% el mes pasado. El alza podría reflejar en parte una mayor debilidad del dólar, que en una base ponderada por el comercio cayó 0.6 por ciento.

Descontando los precios de los alimentos y del combustible, los precios de las importaciones bajaron 0.1%, apuntando a presiones inflacionarias benignas, tras haber subido 0.2% en diciembre.

La Reserva Federal dijo el mes pasado que la inflación estaba mayormente contenida y que apuntaba a mantener su tasa de interés estable, en cerca de cero al menos hasta fines del 2014.

Las cifras que se publicarán el jueves mostrarían que los precios de la energía dispararon un alza de 0.4% en la inflación mayorista de enero, según un sondeo de Reuters.

Sin embargo, con el crecimiento de la economía todavía lento y el desempleo alto, los productores tienen poco margen para traspasar el alza de sus costos a los consumidores.

El precio del petróleo importado aumentó 1.2% en enero tras caer 0.5% en diciembre. En tanto, los precios de los alimentos importados subieron 2.3% luego de haber bajado 0.4% el mes anterior.

En otras categorías, los precios de los bienes de capital importado aumentaron 0.4% tras subir 0.3% en diciembre. El precio de los autos importados creció 0.5%, la mayor alza desde mayo, tras permanecer planos el mes previo.

El departamento también dijo que los precios de las exportaciones subieron 0.2% el mes pasado, en línea con las expectativas de economistas, tras una baja de 0.5% en diciembre.

ros