El petróleo subió el martes casi 3% debido a que las coberturas de posiciones cortas hicieron que los precios rebotaran desde sus mínimos de casi 11 años, pero operadores dijeron que el mercado se mantiene con un exceso de oferta y podría ser golpeado por un alza del dólar.

El Brent y el contrato en Estados Unidos llegaron a subir más de un dólar el barril, con el crudo WTI avanzando por segunda jornada seguida.

El petróleo Brent ganó 53 centavos, o 1.4%, a 38.45 dólares, tras tocar un máximo de sesión de 39.41 dólares. En tanto, el barril en Estados Unidos subió 1.04 dólares, o 2.86% a 37.35 dólares. El lunes había caído a 34.53 dólares, su menor nivel desde los 32.40 dólares alcanzados durante la crisis financiera.

No obstante, el repunte fue contenido en parte por la fortaleza del dólar, ante las expectativas de que la Reserva Federal de Estados Unidos suba las tasas de interés por primera vez en casi una década. Un billete verde más fuerte hace que las materias primas denominadas en esa moneda sean más caras para los tenedores de otras divisas.

La mezcla mexicana de petróleo de exportación ganó 2.57% a 28.34 dólares el barril, de acuerdo a datos de Pemex.

En Estados Unidos, ahora el mayor productor mundial de crudo, líderes del Congreso estuvieron cerca de acordar el lunes el rechazo a una veda a las exportaciones de petróleo de ese país que ya lleva 40 años.

En tanto, el secretario general de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP), Abdalla Salem el-Badri, dijo el martes que los actuales bajos precios del crudo no continuarán y podrían repuntar en algunos meses o un año.

No obstante, el ambiente negativo sigue siendo fuerte. La decisión de la OPEP de no fijar un techo de producción y la posible alza en las exportaciones de crudo iraní, si se levantan las sanciones, alentaron una ola vendedora en el crudo de 16% desde la reunión del cártel el 4 de diciembre.