Los precios del petróleo cayeron el martes más de 1% y el contrato del Brent se negoció cerca de un mínimo de siete meses por debajo de 60 dólares por barril, debido a la creciente tensión entre China y Estados Unidos.

Durante la sesión, el Brent cotizó en un mínimo de 58.81 dólares por barril, más de 22% bajo su máximo en abril. Esa disminución coloca el punto de referencia mundial de crudo en el territorio del “mercado bajista”.

El Brent ha perdido más de 9% en la última semana, después de que el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, impuso nuevos aranceles a las importaciones chinas y Pekín tomó nuevas medidas contra los envíos agrícolas estadounidenses.

El gobierno de Estados Unidos respondió que China está manipulando su moneda y trabajará con el Fondo Monetario Internacional para eliminar la competencia desleal de Pekín, manifestó el lunes el secretario del Tesoro, Steven Mnuchin.

Los futuros del referencial Brent bajaron 87 centavos, o 1.45%, a 58.94 dólares por barril. En tanto, los futuros del contrato West Texas Intermediate perdieron 1.06 dólares, o 1.94%, a 53.63 dólares por barril.

Los precios del petróleo seguían cayendo en las operaciones tras el cierre regular del mercado.

“En lo que respecta al mercado petrolero, hay dos preguntas clave: ¿por qué China debería seguir comprando petróleo de Estados Unidos? y ¿por qué China debería seguir adhiriéndose a las sanciones de Estados Unidos cuando se trata de comprar petróleo iraní?”, dijo en una nota el analista de Commerzbank, Carsten Fritsch.

Por su parte, la mezcla mexicana de exportación cayó 3.12%, o 1.63 dólares, a 50.69 dólares el barril.

Finalmente, la gasolina en Estados Unidos perdió 1.79% y se comecializó en promedio a 1.6873 dólares el galón.