Los futuros del crudo en Estados Unidos subieron este viernes por coberturas previas al fin de semana, pero marcaron su tercera semana consecutiva a la baja por temores sobre la zona euro y por la decisión de la AIE de liberar petróleo de sus reservas estratégicas.

"La fortaleza del índice del dólar está ayudando a presionar al petróleo", dijo el analista Phil Flynn, de PFGBest Research en Chicago.

El crudo Brent para agosto cayó 2.14 dólares, o 2%, a 105.12 dólares, su menor cierre desde el 18 de febrero y tras haber perdido casi 6% en la víspera.

En la Bolsa Mercantil de Nueva York, el crudo para entrega en agosto subió 14 centavos, o 0.15%, a 91.16 dólares por barril.

La Agencia Internacional de Energía (AIE) anunció la liberación de 60 millones de barriles de los inventarios en poder de los gobiernos, a lo largo de los próximos 30 días.

Los bancos JP Morgan y Goldman Sachs redujeron sus previsiones de los precios del petróleo tras el anuncio de la AIE.

Arabia Saudita, mayor exportador mundial de crudo, aún no ha comentado sobre la liberación de reservas.

Después de que el mes pasado un encuentro de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) colapsó sin acuerdo sobre la política de suministro, Arabia Saudita prometido producir todo lo que el mercado necesitara.

"Arabia Saudita será crucial, ¿respetará su promesa de incrementar su producción a 10 millones de barriles por día, o no?", dijo Carsten Fritsch, analista de Commerzbank en Fráncfort.

"Si no lo hacen, entonces la decisión de la AIE tendrá efectos contraproducentes. Quizá reducirán la producción en julio tras esta liberación sorpresiva", agregó.

Un informe mejor a lo esperado sobre los nuevos pedidos de bienes duraderos en Estados Unidos apuntaló brevemente al crudo estadounidense, pero las preocupaciones sobre los problemas de deuda de la zona euro seguían afectando los mercados.

En la semana el WTI retrocedió 1.85 dólares o 2%, mientras que el Brent perdió 8.09 dólares o 7.14 por ciento.