El petróleo cerró en alza este viernes, en una jornada volátil, debido a coberturas de posiciones y tras la noticia de que Al Qaeda había planeado un secuestro o ataque a tanqueros petroleros el año pasado.

El plan de Al Qaeda buscaba hacer que los precios del petróleo suban y provocar una crisis económica en Occidente, pero no hubo indicios de una conspiración para perpetrar un ataque terrorista específico o inminente.

En la Bolsa Mercantil de Nueva York, el crudo para junio -que expiró- subió 1.05 dólares, o 1.07%, a 99.49 dólares el barril, tras operar entre 95.99 y 99.89 dólares.

El crudo Brent para julio subió 97 centavos, a 112.39 dólares.

Pero, en la semana, el crudo estadounidense cayó 0.16% y el Brent bajó1.27 por ciento.

El euro cayó a un mínimo de jornada frente al dólar el viernes después de que la agencia Fitch rebajó su calificación para la deuda de Grecia.

Más temprano, la debilidad del dólar ayudó a impulsar los precios, aunque luego la divisa estadounidense se recuperó.

La volatilidad de este viernes llegó un día después de débiles datos fabriles y del sector inmobiliario en Estados Unidos y de que la Agencia Internacional de Energía sugirió posibles medidas para elevar los suministros de crudo si los productores no elevan su bombeo