Los futuros del crudo en Estados Unidos subieron este martes y alcanzaron su mayor ganancia diaria en casi seis semanas, debido al optimismo de que Grecia pueda resolver sus problemas de deuda y por la debilidad del dólar que mejoró el apetito por el riesgo.

La debilidad del dólar impulsó al petróleo y a otras materias primas denominadas en esa divisa, ya que el euro subió ante el optimismo por la habilidad de Grecia de evitar la bancarrota.

El índice de materias primas Reuters-Jefferies CRB avanzó 1.7% y se dirigía a su mayor ganancia en seis semanas.

"Pese a la violencia en Grecia, existe la esperanza de que el plan de austeridad será aprobado", dijo Phil Flynn, analista de PFGBest Research.

El petróleo Brent para agosto avanzó 2.79 dólares, a 108.78 dólares por barril, en operaciones entre 105.35 y 109.05 dólares.

El crudo estadounidense para agosto ganó 2.28 dólares, o 2.5%, para terminar en 92.89 dólares por barril, su mayor avance porcentual de un día desde el 18 de mayo.

La prima del Brent frente al crudo estadounidense superó los 17 dólares por barril, después de caer brevemente por debajo de 13 dólares el lunes.

El Parlamento griego debe votar esta semana un paquete que incluye recortes de gasto, aumento de impuestos y privatizaciones, acordado como parte de un préstamo destinado a evitar la primera cesación de pagos de la deuda en la historia de la zona euro.

Las protestas en Atenas contra el plan de ajuste terminaron en incidentes este martes, mientras la Unión Europea advertía a los legisladores griegos que el país se enfrenta a una suspensión de pagos inmediata si no respalda un impopular plan económico esta semana.

El presidente Nicolas Sarkozy dijo que los bancos franceses alcanzaron un principio de acuerdo con las autoridades para una refinanciación voluntaria de bonos griegos que vencerán.

El petróleo se recuperó tras un descenso la semana pasada después de que la Agencia Internacional de Energía (AIE) anunció la liberación de 60 millones de barriles de petróleo de sus reservas estratégicas.

El mercado estará atento en la jornada a los datos semanales de inventarios petroleros de la industria en Estados Unidos. Los pronósticos apuntan a un descenso de las existencias de crudo la semana pasada, mientras que las reservas de destilados y gasolina habrían escalado, según un sondeo de Reuters a analistas.