Los futuros de petróleo en Estados Unidos cayeron este lunes por preocupaciones sobre el crecimiento económico, debido a que el gasto de los estadounidenses en consumo cayó en mayo y a que China admitió que será difícil mantener controlada la inflación este año.

En la Bolsa Mercantil de Nueva York, el crudo para entrega en agosto cerró con baja de 55 centavos, o de 0.6%, a 90.61 dólares por barril, en operaciones desde 89.61 a 91.30 dólares.

El crudo Brent para agosto en la ICE avanzó 87 centavos para cerrar a 105.99 dólares por barril, tras operar entre un mínimo de 102.28 dólares y un máximo intradía de 106.40 dólares.

"El mercado es muy receptivo a las fluctuaciones de las monedas extranjeras y al avance del euro contra el dólar, y la debilidad del índice del dólar ayudaron al petróleo a salir de niveles mínimos", dijo Richard Ilczyszyn, estratega de Lind-Waldock en Chicago.

El diferencial del crudo Brent sobre el estadounidense se redujo por debajo de 13 dólares el lunes, antes de recuperarse por encima de 15 dólares. La prima ha retrocedido desde más de 19 dólares el miércoles, un día antes de que las naciones consumidoras anunciaran la liberación de sus reservas de petróleo.

Los bancos franceses, que están entre los más expuestos a la crisis de deuda en Grecia, llegaron a un acuerdo para refinanciar bonos griegos como parte de un plan paneuropeo para evitar una reestructuración de la deuda soberana.

El euro subía contra el dólar este lunes, ante esperanzas de que el Parlamento de Grecia aprobará un paquete de austeridad esta semana y el país evitará la moratoria de su deuda soberana.

Sin embargo, las preocupaciones por la desaceleración de la economía global, con una menor expansión en China, mantuvieron presionado al petróleo.

Los precios del petróleo cayeron la semana pasada después de la decisión de la Agencia Internacional de Energía (AIE), que integran 28 consumidores de crudo, de liberar 2 millones de barriles por día (bpd) a lo largo de un período inicial de 30 días para cubrir la brecha del suministro que dejó la interrupción de la producción Libia.

Los inversionistas estarán atentos a los reportes semanales de inventarios del grupo industrial Instituto Americano del Petróleo (API) el martes.

Las existencias de crudo habrían caído en la semana pasada, mientras que las reservas de gasolina y destilados habrían escalado, según un sondeo de Reuters a analistas este lunes.