El petróleo subió levemente este jueves en una volátil jornada y se recuperó de la caída de 5% de la jornada previa, debido a que la debilidad del dólar impulsó a los inversionistas a comprar activos de más riesgo.

El petróleo pasó a terreno positivo después de que el euro rebotó desde un mínimo de seis semanas frente al dólar. Un dólar más débil hace al petróleo más barato para los inversionistas en otras divisas.

En Londres, el crudo Brent para entrega en junio cerró con un alza de 41 centavos, a 112.98 dólares el barril, recuperándose de su mínimo de jornada de 110.15 dólares.

El petróleo estadounidense para junio cerró con un alza de 76 centavos, a 98.97 dólares por barril. El contrato alcanzó los 95.25 dólares, su menor nivel en la jornada.

Los futuros de la gasolina en Estados Unidos cayeron 5.89 centavos, a 3.063 dólares por galón, tras bajar casi 26 centavos el miércoles, su mayor retroceso diario desde septiembre del 2008.

Los precios del crudo cedieron más temprano por datos que mostraron que la economía estadounidense luchaba por cobrar fuerza en el segundo trimestre y después de que la Agencia Internacional de Energía (AIE) redujo su pronóstico para la demanda mundial de petróleo y de que China elevó sus requerimientos de reserva bancarios.

La economía de Estados Unidos luchó por ganar fuerza a inicios del segundo trimestre, al anotar las ventas minoristas de abril su menor avance en nueve meses, mientras que los precios mayoristas subieron más de lo esperado.

El banco central de China incrementó los requisitos de reserva para sus entidades financieras comerciales en otros 50 puntos básicos, una extensión de su campaña para moderar la inflación pese a los indicios de desaceleración de la economía. China es el segundo consumidor mundial de petróleo.