El petróleo Brent cayó este martes por una advertencia del FMI sobre riesgos para la economía española, que se sumaron a las preocupaciones por la situación financiera de la zona euro.

El Brent cayó además por una ola vendedora ante el alto diferencial con el crudo estadounidense.

El crudo Brent para agosto perdió 74 centavos, a 110.95 dólares por barril, el cierre más bajo desde el 23 de mayo. En la jornada, el contrato alcanzó los 113.10 dólares por barril.

El crudo estadounidense para entrega en julio, que expiró este martes, subió 14 centavos, para terminar en 93.40 dólares. El contrato de agosto avanzó 54 centavos, a 94.17 dólares por barril.

Los precios del petróleo pasaron a negativo poco antes del mediodía en Nueva York y el descenso se agudizó después de que el Fondo Monetario Internacional (FMI) dijo el martes que el saneamiento de la economía española es todavía incompleto y que los riesgos son "considerables".

"Los futuros del crudo cayeron ante la advertencia del FMI sobre España", dijo Phil Flynn, analista de PFGBest Research en Chicago.

"La gente también está preocupada de que el voto de confianza que enfrentará el Gobierno griego más tarde no sea tan sencillo como se pensaba", agregó.

Los precios escalaron más temprano ante la debilidad del dólar, después de noticias optimistas de que el gabinete del primer ministro griego, George Papandreou, sobreviviría al voto de confianza en el parlamento.

"Este es uno de los mercados que no tienen muchos factores que lo impulsen", dijo Peter Beutel, presidente de Cameron Hanover, en New Canaan, Connecticut.

"En cualquier momento puede comenzar a caer porque no hay un impulso de fundamentos, las cifras de demanda no son fuertes, estos son los precios que se ven en recesión, no en expansión", agregó.

Los futuros del petróleo estadounidense pasaron a terreno negativo por breves momentos luego de conocerse que los inventarios de crudo en ese país cayeron menos a lo esperado, según un reporte del Instituto Americano del Petróleo (API por su sigla en inglés).