Los precios del petróleo cayeron el lunes cerca de 2% y el crudo en Estados Unidos tocó su menor nivel en casi dos meses, perforando niveles de soporte técnico ya que los inversionistas continuaron vendiendo de cara a una mayor producción en Estados Unidos y un posible aumento de la oferta global.

El Brent perdió 1.50 dólares por barril, o 2%, y cerró a 75.29 dólares. El crudo ligero en Estados Unidos bajó 1.06 dólares, o 1.6%, a 64.75 dólares por barril, después de tocar los 64.57 dólares, su menor cota desde el 10 de abril.

“Ahora estamos rompiendo niveles claves de soporte”, dijo Phillip Streible, analista de RJO Futures. “Una vez que llegamos cerca de los 65.50 dólares, comenzó a acelerarse. La gente realmente no cree que la remontada continuará”.

Ambos referenciales fueron lastrados por las expectativas de que la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP), que ha liderado los recortes a la producción de unos 1.8 millones de barriles por día (bpd) desde enero del 2017, pronto eleve su bombeo.

Los ministros de la OPEP de Arabia Saudita, Emiratos Árabes Unidos, Kuwait y Argelia, junto con su par de Omán, país que no es parte del cártel, se reunieron de forma no oficial en Kuwait el sábado.

La OPEP tiene una reunión formal el 22 de junio para fijar su política petrolera. Se espera que acuerde elevar su producción ante la preocupación por el suministro de Irán y Venezuela, luego de que Washington planteó su inquietud de que la remontada del crudo haya ido demasiado lejos, dijeron el mes pasado a Reuters fuentes del cártel con conocimiento del tema.

Por su parte la mezcla mexicana de exportación cayó 1.25%, a 63.17 dólares por barril.

Eleva producción

En marzo, la producción petrolera de Estados Unidos se elevó a 10.47 millones de bpd, un récord mensual, según datos de la Administración de Información de Energía divulgados la semana pasada.

Datos de la firma del sector Genscape mostraron que los inventarios en Cushing, Oklahoma, punto de entrega de los contratos del referencial estadounidense, subieron 210,046 barriles entre el 29 de mayo y el 1 de junio, una señal potencialmente bajista, dijeron operadores que vieron las cifras.

La gasolina en Estados Unidos se vendió en promedio a 2.122 dólares por galón, una disminución de 0.98% contra el precio promedio del viernes.