El petróleo cayó este miércoles más de 4% debido a señales de una mayor debilidad económica, que alimentaron las preocupaciones por la demanda, y a que el alza del dólar disparó ventas técnicas, haciendo que los precios bajen a su menor nivel desde febrero.

El crudo estadounidense se debilitó desde temprano, tras conocerse que la inflación subyacente de ese país se aceleró en mayo y que la actividad manufacturera regional se contrajo durante ese mes.

El contrato tuvo una breve alza tras conocerse una fuerte caída en los inventarios semanales de crudo en Estados Unidos, pero después se desplomó por una ola liquidadora que lo llevó a romper el precio soporte de 95 dólares.

El crudo para julio en Estados Unidos cayó 4.56 dólares para terminar en 94.81 dólares por barril, su menor cierre desde mediados de febrero.

El crudo Brent para entrega en julio expiró y cerró con una baja de 3.06 dólares, a 117.10 dólares, tras alcanzar un mínimo de 116.80 dólares. El contrato de agosto cerró con una baja de 6.34 dólares, a 113.01 dólares.

El retroceso se produjo ante la fuerte alza del dólar, que marcó su mayor avance diario desde agosto.

El dólar estadounidense se apreció de manera generalizada este miércoles, subiendo más de 1% contra el franco suizo, la libra esterlina y las monedas canadiense y australiana, en medio de una gran apuesta por los activos seguros.

El euro cayó hasta un mínimo de dos semanas y media este miércoles e iba camino a cerrar su peor día en más de un mes, por los temores de los inversionistas ante la falta de resolución a la crisis de deuda de Grecia y el efecto que una moratoria podría tener en los bancos europeos.