Los precios del petróleo cayeron el jueves tras datos que mostraron una débil actividad fabril en China, en una jornada en la que el contrato en Estados Unidos se vio presionado por un menor flujo desde el centro de almacenamiento en Cushing, Oklahoma.

El WTI cayó 1.60%, a 54.18 dólares por barril, mientras que el Brent del Mar del Norte bajó 0.63% a 60.23 dólares por barril.

Los futuros del referencial Brent bajaron 38 centavos, 0.6% a 60.23 dólares el barril. En tanto, los futuros del crudo estadounidense WTI perdieron 88 centavos, 1.6% a 54.18 dólares por barril. En el mes, el Brent cayó casi 1% y el WTI subió alrededor de 1 por ciento.

El crudo mexicano subió 1.18%, a 48.08 dólares por barril, según datos de Petróleos Mexicanos.

La gasolina en Estados Unidos se vendió a 1.5923 dólares por galón, un alza de 2% respecto al cierre previo. En Estados Unidos, el oleoducto Marketlink de TC Energy, que transporta 750,000 barriles por día (bpd) desde Cushing, Oklahoma, a Nederland, Texas, estaba operando por debajo de su capacidad, dijeron tres fuentes. El martes, el oleoducto Keystone de TC Energy se cerró después de una fuga en Dakota del Norte.

Se estima que se derramaron más de 9,000 barriles de petróleo de Keystone después de que se descubrió una filtración el martes por la noche, según los reguladores estatales en Dakota del Norte.

La actividad manufacturera de China se contrajo por sexto mes consecutivo en octubre y lo hizo más que lo esperado, mientras que el crecimiento del sector de servicios cayó debido a que las compañías lidian con el menor ritmo de expansión económica en casi 30 años.

La guerra comercial entre China y Estados Unidos ha perjudicado el panorama para la demanda de crudo. La Reserva Federal de Estados Unidos recortó las tasas de interés por tercera vez este año, en un intento por reforzar el ritmo de crecimiento de la economía, esto también podría ayudar al consumo de energía. De todas formas, el efecto en los precios del barril se vio limitado por el reporte de inventarios petroleros de una agencia del gobierno.

La Administración de Información de Energía informó el miércoles que los inventarios de crudo de Estados Unidos crecieron en 5.7 millones de barriles en la semana al 25 de octubre.