El petróleo bajó más de 2% el miércoles luego de que cifras oficiales mostraron un aumento de los inventarios de crudo de Estados Unidos, lo que se suma a la preocupación por un mercado con exceso de oferta debido a datos económicos débiles de la mayor economía del mundo.

El Brent, el referencial internacional para los precios del crudo, cayó 1.20 dólares, a 57.69 dólares el barril, mientras que el West Texas Intermediate (WTI) perdió 0.98 dólares a 52.64 dólares por barril.

A contracorriente, la mezcla mexicana finalizó en 50.28 dólares por barril, un avance de 0.26%, o 0.13 centavos respecto al cierre previo.

Por su parte, la gasolina en Estados Unidos se vendió a 1.5455 dólares, 1.79% menos que el día anterior.

Wall Street perdía más de 2% porque un débil reporte de nóminas privadas de septiembre se sumó a las preocupaciones de una desaceleración de la economía más grande del mundo.

Las existencias de crudo en Estados Unidos subieron en la última semana 3.1 millones de barriles por una menor producción en refinerías, pese a las expectativas de un alza de sólo 1.6 millones. Creo que seguimos recibiendo señales de que el crecimiento de la demanda es la principal dificultad para el mercado, con el decepcionante número de manufacturas que se conoció”, dijo Gene McGillian, vicepresidente de Investigación de Mercado de Tradition Energy.

Los precios del contrato más cercano del WTI cerraron en baja por sexta sesión seguida el martes, su peor racha de este año.