El petróleo caía este lunes debido a una toma de ganancias que se desencadenó cuando la plata se desplomó después de una fuerte escalada y luego de que los precios del crudo estadounidense alcanzaron más temprano su mayor nivel desde septiembre del 2008.

"La liquidación en la plata se extendió al mercado del crudo y los operadores tomaron ganancias", dijo Dan Flynn, analista de PFGBest Research en Chicago.

El Brent para junio caía 1.22 dólares, a 122,77 dólares el barril, tras haber alcanzado los 124.75 dólares más temprano.

El crudo estadounidense para mayo bajaba 0.67 dólares a 111.62 dólares, retrocediendo desde los 113.48 dólares que alcanzó en la jornada, su mayor precio intradía desde septiembre del 2008.

El petróleo Brent subió por encima de los 124 dólares el barril temprano impulsado además por la escalada de la violencia en Oriente Medio y por la inestabilidad post-electoral en Nigeria, un miembro de la OPEP, que elevó los temores por el suministro.

La plata al contado pasó a negativo este lunes tras fuertes ganancias que no pudo mantener y que provocaron una liquidación.

Las preocupaciones por el suministro se han incrementado por los problemas en Oriente Medio y Nigeria.

Los bombardeos contra la ciudad libia de Misrata han matado en las últimas horas al menos a 30 personas y herido a otras 60, dijo este lunes un testigo libio a la cadena de televisión Al Arabiya.

La violencia también se agudizaba en Siria, donde se informó que las fuerzas de seguridad mataron a cientos en la represión de unas protestas, y en Nigeria, principal productor africano de crudo, donde más de 500 personas murieron en la violencia post-electoral, dijo un grupo de derechos humanos.

No obstante, las ganancias eran limitadas por las expectativas de que los precios elevados del crudo comiencen a erosionar la demanda y recorten la expansión económica.