Los precios del petróleo cayeron el lunes, después de que Arabia Saudita y Rusia retrasaron una reunión para discutir recortes de suministros, que podrían aliviar la sobreoferta global luego del derrumbe de la demanda a causa de la pandemia del coronavirus.

El petróleo se disparó 35% la semana pasada, después de que fuentes de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) y países fuera del grupo, como Rusia, informaran que se estaba cerca de un nuevo acuerdo para recortar el bombeo.  Pero ahora la OPEP y sus aliados liderados por Rusia, el grupo conocido como OPEP+, tienen previsto reunirse el jueves, y no el lunes, para negociar sobre los recortes de producción.  Arabia Saudita y Rusia están cerca de llegar a un acuerdo de reducción de producción petrolera, según fuentes, aunque los detalles sobre cómo repartir los recortes seguían sin estar claros antes de las negociaciones previstas para más adelante en la semana.

Los precios del crudo referencial Brent perdieron 1.06 dólares, 3.1%, a 33.05 dólares el barril; mientras que el petróleo estadounidense WTI retrocedió 8% o 2.26 dólares, a 26.08 dólares el barril. El que más cayó fue el crudo mexicano de exportación con una pérdida de 8.89% o 1.82 dólares y se vendió en 18.66 dólares por barril.

La OPEP+ está trabajando en un acuerdo para disminuir la producción en alrededor de 10% de los suministros mundiales, o 10 millones de barriles de petróleo por día, en lo que los países aliados esperan que se convierta en un esfuerzo mundial sin precedentes. La confianza del mercado se vio apuntalada el fin de semana por la decisión de Arabia Saudita de postergar la publicación de su precio de venta oficial de crudo al viernes.