Los precios del petróleo bajaron más de 2 dólares por barril el viernes, luego de que dos de los principales productores del mundo sugirieron que podrían incrementar su producción tras la reunión de la OPEP, mientras que los envíos estadounidenses quedaron bajo amenaza de posibles aranceles de China.

Los inversionistas en petróleo están nerviosos por el encuentro que sostendrá la OPEP en Viena dentro de una semana. Arabia Saudita y Rusia ya han registrado ascensos modestos de su producción de crudo y han dado señales de que están dispuestos a elevar su bombeo tras la reunión.

El precio del crudo referencial Brent bajó 2.50 dólares, o 3.29%, a 73.44 dólares el barril, mientras que el petróleo WTI de Estados Unidos finalizó la jornada con una baja de 1.83 dólares, a 65.06 dólares por barril.

El crudo Brent finalizó la semana con un declive de más de 4%, mientras que el referencial WTI cedió 1.7 por ciento.

Tras el cierre de sesión, China anunció aranceles a importaciones de bienes estadounidenses por 50,000 millones en dólares, en respuesta a una medida similar adoptada por Estados Unidos previamente en el día.

Algunos inversionistas se mostraron sorprendidos cuando notaron que el crudo y derivados fueron incluidos en la lista de aranceles de China que entrarían en vigencia en el futuro, reportó la agencia oficial de noticias, tras citar a la Comisión Arancelaria del Consejo del Estado.

“Se trata de exportaciones importantes y vamos a notarlo”, dijo John Kilduff, socio de la firma Again Capital.