El petróleo ampliaba su caída este viernes debido a un aumento del empleo en Estados Unidos mucho menor a lo esperado en mayo, en su lectura más débil desde septiembre, que nubló las perspectivas de la demanda.

Estados Unidos creó en mayo la menor cantidad de empleos desde septiembre, mientras que la tasa de desempleo subió a 9.1%, debido a que los altos precios de la energía y los efectos del terremoto de Japón frenaron la economía.

Los futuros del crudo Brent bajaban 1.51 dólares, a 114.03 dólares por barril.

El crudo estadounidense retrocedía 0.71 dólares, a 99.69 dólares.

"Los fundamentos del petróleo de por sí no son muy positivos. Por encima de eso, tenemos una serie de débiles datos macroeconómicos. Acabamos de tener pobres datos de empleos en Estados Unidos", dijo Olivier Jakob de Petromatrix.

Los combates en Yemen, un pequeño productor de petróleo en la Península Árabe, se estaban intensificando.

La oposición yemení desfiló a través de Saná los cuerpos de 50 personas que dijo murieron en enfrentamientos con las fuerzas del presidente Ali Abdullah Saleh esta semana, mientras los combates se extendían este viernes y dejaban al país al borde de una guerra civil.

La Agencia Internacional de Energía (AIE), asesora de 28 países industrializados, reiteró su llamado para que la OPEP aumente la producción para calmar los precios del petróleo.

"Se necesita más petróleo en el mercado, y esperamos que los países productores estén leyendo las señales del mercado igual que nosotros", dijo Fatih Birol, economista jefe de la Agencia Internacional de Energía (AIE) a Reuters el viernes.